La educación online tiene por finalidad compartir conocimientos y desarrollar destrezas, pero además, tiene como principal ingrediente la disponibilidad del tiempo, pues los ejecutivos pueden seguir una clase en cualquier lugar y momento. Los expertos señalan que este tipo de modalidad educativa no puede ser aplicado en los programas de pregado, por ser una etapa en la que se brindan los conocimientos para el posterior desarrollo profesional. 

El desarrollo de la tecnología ha revolucionado todo en este mundo, el cambio ha sido tan radical que ahora es muy sencillo conversar con alguien que está al otro lado del planeta y en tiempo real. Esta evolución en las comunicaciones ha modificado la forma de vivir, incluso de educarse. Y es, a partir, de esta nueva tendencia que aparecen nuevos sistemas para transmitir conocimiento. La creación de la educación online es una modalidad que tiene como principal conductor a Internet, con todas sus herramientas para realizar procesos de enseñanza/aprendizaje.

“Como toda educación la finalidad es compartir conocimiento y desarrollar destrezas, pero en este caso por la naturaleza del medio usado, se  añade a este propósito el hacer más accesible el aprendizaje”, nos explica Kety Jauregui, Directoria de la Maestría Organización y Dirección de Personas de ESAN Graduate School of Business.

Formatos

La modalidad de este tipo de enseñanza a distancia, implica que el alumno no esté en el aula con el profesor, sino que busca lugares donde conectarse para recibir la clase. No es que el profesor está presente en ese mismo momento, sino que puede hacerse cuando uno lo requiera, sin coincidir necesariamente con los otros alumnos. Esto no quiere decir que las clases presenciales pasaron al olvido, por el contrario son de mayor utilidad en las etapas de pregrado, etapa en la que se brindan los conocimientos para el posterior desarrollo profesional. En postgrado los participantes suelen ser ejecutivos que generalmente tienen la limitante del tiempo.

Gabriela Cornejo, directora del Área Académica de Administración de Postgrado de la UPC, explica que las maestrías online suelen desarrollarse en una plataforma llamada blackboard, foro muy amigable y usada por las principales universidades en el mundo. Asimismo, cuentan con un componente presencial (de una a dos semanas de clases intensivas) donde se desarrollan los cursos de habilidades directivas y de liderazgo.

Producción

Francisco Tafur, gerente de Operaciones, Sistemas e Innovación Educativa, señala que en ISIL se está realizando una gran inversión que implica grabación de vídeos en sets profesionales de televisión, pues para lanzar una carrera de instituto o universidad, se debe determinar la cantidad de cursos que se desarrollarán. En ISIL, comenta el experto, se puede llegar a tener de 40 a 45 cursos en línea, implementarlos podría costar de 6 mil a 80 mil dólares, la diferencia es amplia porque depende de lo que se incluya, simuladores, vídeos, entre otras herramientas. El 85% de los alumnos tiene algún curso virtual completo o mixto.

Por su parte, Cornejo comenta que en la UPC se vienen desarrollando programas con universidades aliadas de otros países, que cuentan con profesores que dictan clases en la modalidad online desde España, Argentina, Colombia y Chile, a alumnos que están en distintas provincias del Perú por cuestiones de trabajo, lo que resulta muy beneficioso para estos profesionales.

La educación online se ha convertido en una modalidad totalmente inclusiva, pues muchos trabajadores, en estos momentos,  pueden acceder a una capacitación de postgrado sin tener que abandonar sus empleos.

¿Seguirías un postgrado online? Deja tus opiniones.

José Luis Francia