El trabajo ideal existe, pero no necesariamente es aquel que mejor pague o que más flexibilidad laboral posea, dicen expertos. La satisfacción laboral incluye cumplir con una meta superior e implica conocerse a sí mismo.

Cuando a un colaborador se le pregunta ¿qué necesita para ser feliz en el trabajo?, la respuesta suele estar vinculada a los temas de salario y en la flexibilidad de horario, esto según varios especialistas en recursos humanos. Pero la gran interrogante es si eso es suficiente para tener el empleo ideal. Una encuesta de la consultora Monster, entre sus usuarios en América Latina y Estados Unidos, señala que solo tres de cada 10 profesionistas consideran tener el trabajo perfecto, el resto da un rotundo no a esta pregunta.

Conseguir el empleo ideal solo será posible si se entiende que la satisfacción laboral está fuera del entorno salarial. El mayor problema es que las personas invierten poco tiempo en conocerse y saber qué funciones se ajustan a lo que anhela como profesional. Si la percepción solo se enfoca en el dinero y se pierde de vista una exitosa línea de carrera,  ese trabajo ideal será momentáneo, mientras alcanza esa estabilidad.

El trabajo perfecto existe siempre y cuando se sustente en una meta u objetivo superior. Tener una empresa propia o ser empleado debe alinearse a la satisfacción personal que producirá a largo plazo. Para poder llegar al trabajo anhelado es recomendable seguir los siguientes pasos:

1.- Definir el autoconocimiento 

El primero paso siempre debe estar ligado con el autoconocimiento. Este primer punto ayudará a responder a preguntas básicas para este propósito, como: dónde estoy parado laboralmente, hacia dónde quiero ir, qué es lo más valioso en el terreno profesional, dónde están mis sueños, con qué herramientas se cuenta para alcanzarlos, qué hace falta saber o mejorar. En estos casos, no es suficiente tener alta motivación para alcanzar un objetivo, también es importante tener capacidades para hacerlo.

2.- Investigar.

Identificar la empresa ideal no es suficiente. Se debe investigar y conocer el lugar de trabajo: valores, misión, visión, objetivos, estructura y cultura, característica con la que no todas las personas son compatibles.

 3.- Conocer el mercado.

Es necesario que el profesional realice un listado de empresas que respondan mejor al desarrollo de la carrera. Si no es posible contar con esa información, se debe comenzar en organizaciones de servicios, fundaciones u asociaciones no lucrativas, que permiten rotar por diferentes áreas y realizar varias funciones. Con lo cual es posible identificar en qué área se busca tener trayectoria.

4.- Buscar refuerzos.

Tener el empleo ideal implica involucrar a toda le red de contactos que puedan recomendar al profesional para acercarlo a esa posición laboral. En este caso se puede recurrir a ex jefes y colegas de trabajo.

5.- Elaborar plan de acción.

Si el profesional no cuenta con un plan de acción para alcanzar metas es imposible llegar a lo anhelado. Por lo tanto, se recomienda escribir las acciones a seguir, en cuánto tiempo. Paso seguido, se debe trazar una línea de tiempo con actividades diarias, metas a corto y mediano plazo y cada cierto tiempo revisar el plan de acción para los ajustes.

¿Estás en el trabajo ideal? Déjanos tus comentarios.

José Luis Francia