Las buenas prácticas postnatales como la implementación de lactarios genera comodidad en el espacio laboral y una alta productividad en aquellas colaboradoras que sienten que la organización se preocupa por su bienestar.

El final del periodo postnatal es, para muchas madres, una etapa crítica, sobre todo en el tema de la alimentación del bebé, pues la lactancia es un proceso vital para su desarrollo. Además de satisfacer su apetito genera una serie de beneficios en el sistema inmunológico.

Los especialistas  señalan que la lactancia no debe ser interrumpida, por eso la OMS recomienda y promueve la leche materna como alimento exclusivo para el menor hasta por lo menos seis meses de edad y complementaria hasta los dos años.

Por estos motivos,las empresas con un porcentaje importante de personal femenino deben alinear sus políticas de gestión de personas a estas necesidades. Este enfoque es importante no solo porque se trata de una exigencia legal sino porque puede convertirse en una ventaja a la hora de atraer personal más competitivo.

Aspecto legal

Desde el 20 de enero del 2001 las madres que trabajan están protegidas por la Ley N° 27403, que señala que la hora diaria de permiso por lactancia materna se considera laborada y podrá ser usada hasta que el menor cumpla el primer año de edad. Esa hora debe utilizarse dentro de la jornada laboral, pero fuera del centro de trabajo.

Este derecho le permite a la madre llegar una hora después o retirarse una antes, tomar una más de refrigerio o alguna otra alternativa que le resulte más conveniente, de acuerdo a sus necesidades y al convenio con su empleador. En caso de parto múltiple, se incrementará una hora más al día, sean mellizos o trillizos.

Además de la hora de lactancia, la madre que trabaja tiene derecho a una hora adicional de uso de lactario en su mismo centro de labores.  Las empresas están obligadas a implementar lactarios en aquellas organizaciones donde laboren 20 o más mujeres en edad fértil (de 15 a 49 años). En los demás casos la implementación será solamente facultativa.

Buenas prácticas

En el país ya son varias las empresas que cuentan con lactarios, ambientes diseñados para la extracción y conservación de la leche materna. Empresas como Maerks, empresa dedicada al transporte marítimo, poseen políticas interesantes en temas de maternidad, en la que se han ampliado a 18 semanas el permiso por maternidad, cuando la ley solo contempla 14. En términos de lactancia se están otorgando dos horas en vez de una.

Este tipo de programas generan comodidad en el espacio laboral y una alta productividad en las labores, al sentir que la organización se preocupa por el bienestar de sus empleadas.

¿Cuentan con estas prácticas en el lugar donde trabajas? Deja tus opiniones.

José Luis Francia