Los ex deportistas poseen valores que podrían ser una garantía de éxito en el ámbito empresarial. En nuestro país, la mayoría de atletas retirados han optado por trabajar en empresas relacionadas con el deporte o iniciar el negocio propio.

Los juegos olímpicos son una nueva oportunidad para disfrutar de las competencias de alto rendimiento en distintas disciplinas. Muchos deportistas aprovechan esa popularidad durante los años de competencia para desarrollar actividades paralelas que les permitan generar ingresos durante la época de entrenamiento, convirtiéndose en la imagen de marcas.

Como se sabe la carrera deportiva es de corta duración, la edad promedio de retiro de un atleta de alta competencia a nivel mundial es de 28 años, dependiendo del deporte que practiquen, y si en ese lapso de competencia no sufrió alguna lesión. El problema surge cuando el deportista no es consciente de que la carrera está por finalizar y que debe planificar el retiro para incorporarse con éxito al mundo laboral.

Habilidades desarrolladas

Los atletas profesionales suelen tener una preparación que valora con mayor intensidad el esfuerzo, el sacrificio, la orientación a resultados y la motivación. Los ex deportistas de élite, en muchos casos, están mejor preparados para asumir retos, pues cuentan con valores que se convierten en garantía de éxito cuando los trasladamos al ámbito empresarial.

En ese sentido, es importante canalizar la preparación mental que han desarrollado a lo largo de las competencias para ayudarlos a potenciar los conocimientos y que pueda reconocer factores que son importantes para alcanzar el éxito como: 1) encontrar una nueva pasión, 2) planificar un futuro, 3) establecer metas y 4) recurrir a nuevas relaciones para construir y crear oportunidades. Es importante que se enfoquen en el trabajo, que sean flexibles y pacientes para crear una inserción laboral exitosa.

Alternativas nacionales

En nuestro país, la mayoría de atletas retirados han optado por trabajar en empresas relacionadas con el deporte o iniciar el negocio propio. Esta, sin duda, podría ser una buena alternativa a la hora de poner fin a la carrera deportiva. Es necesario que los deportistas cuenten con un guía o mentor que les ayude a diseñar su plan de carrera.

En el mercado de las consultoras de capital humano existen programas que está especialmente diseñados para que los atletas puedan enfocar sus capacidades dentro del entorno laboral, hacer su búsqueda de empleo y tener una buena  entrevista de trabajo.

¿Crees que las habilidades de los deportistas ayudan a que puedan conseguir trabajo? Deja tus opiniones.

José Luis Francia