Las herramientas digitales han pasado de ser opcionales a indispensables. Las organizaciones demandan colaboradores que dominen las nuevas plataformas tecnológicas. 

El profesional que busca trabajo debe tomar en cuenta a qué tipo organización desea llegar. Una de las mejores recomendaciones es optar por empresas que valoren el aporte tecnológico en sus procesos. El avance constante de las ciencias tecnológicas contribuye a que los colaboradores resuelvan en menos tiempo, varias necesidades. El estudio “The 2015 Chief Digital Officer”, elaborado por PwC, revela que solo el 6% de las compañías globales posee un ejecutivo de estrategia digital. La tendencia apunta a que este porcentaje crezca en poco tiempo.

Mejorando procesos

La tecnología permite agilizar la toma de decisiones, optimizando la calidad del servicio del área en atención al colaborador, gracias a la información que se obtiene de la gestión del desempeño. Con ello se logra conocer y gestionar las competencias, haciendo seguimiento a sus objetivos, generando acercamiento de líderes y colaboradores.

Una de las herramientas que ha revolucionado la forma de trabajar es la nube o Cloud Computing que permite almacenar y procesar datos en los servidores de las empresas que proveen el servicio, logrando disponibilidad y total de acceso a la información. Esta herramienta permite crear nuevos puestos de trabajo, mientras se reducen los costos. Así mismo, se puede democratizar la tecnología y la información brindando las mismas posibilidades de crecimiento a grandes y chicos

La forma de como se interactúa con la tecnología ha evolucionado. Lo que antes eran herramientas opcionales hoy se han convertido en indispensables. La manera en la que consumimos información, desde música, películas, series, hasta nuestros documentos de trabajo o estudio cambió radicalmente gracias a la nube y a la disposición de las nuevas generaciones.

Éxito digital

Uno de los casos más interesantes sobre como la transformación digital contribuye a mejorar procesos es el de Visanet Perú, reconocida como la mejor empresa para trabajar en América Latina en la categoría de 50 a 500 trabajadores, según Great Place to Work Latam 2016. Según la gerente de división Capital Humano y Satisfacción al cliente, Annarita Nieri, gracias a las plataformas tecnológicas los colaboradores estuvieron conectados con los sucesos de la compañía, logrando mayor eficiencia.

En el 2020 los millennials formarán el 50% de la fuerza laboral en el  mundo. Lea Sulmont, consultora independiente en temas de integración de tecnologías en la educación, considera que los nativos digitales son por lo general más productivos que los empleados tradicionales. Por lo tanto, las compañías tienen el reto de construir una cultura más sólida, siendo más comunicativas, escuchar opiniones, reconocer individualidades y aportaciones.

Tipos de plataformas

Las plataformas tecnológicas que predominan en las organizaciones para mantener el rendimiento son:

Herramientas de productividad: Permiten a los usuarios desarrollar sus labores dentro y fuera de la oficina, brindándoles la posibilidad de avanzar documentos, presentaciones, resultados desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo.

Plataformas de Almacenamiento: Ponen a disposición de los empleados información de la empresa siempre al alcance de la mano, manteniendo activos los lineamientos de seguridad y las políticas de privacidad.

Herramientas de conectividad: Mantiene al equipo de trabajo conectado y comunicado, en el interior y fuera de la oficina.

Herramientas de Análisis: Muestran informes interactivos en tiempo real, para que todos los usuarios puedan visualizar y analizar los datos con gran velocidad, eficiencia y comprensión.

José Luis Francia