Un estudio de Adecco en España revela la situación del uso de las redes sociales a la hora de buscar empleo y detalla que estas son la cuarta fuente de consulta tras los portales de empleo, las empresas de selección y las páginas web de las compañías.

El uso de las redes sociales no solo sirve como para compartir momentos con amigos y familiares. Estas han evolucionado de tal forma que ahora funcionan como una ventana hacia el mercado laboral. Hoy los profesionales tienen la posibilidad de conocer mejor a las empresas, construirse una marca personal y ampliar su red de contactos.

Iria Vázquez-Palacios, directora de servicio y calidad de Adecco en España, asegura que la relación entre redes sociales, candidatos y organizaciones se ha consolidado: “La responsabilidad de las empresas es conocer las inquietudes de las personas que desean acceder a un empleo y descubrir sus hábitos de búsqueda. Sólo de esta forma conseguiremos atraer al mejor talento”, explica Vázquez-Palacios.

Redes sociales para trabajar

El  uso de las redes sociales en el ámbito profesional es muy alto, 91% de los encuestados en la quinta edición del informe Redes sociales y mercado de trabajo en España, elaborado por Adecco, dispone de una cuenta, siendo Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y Google+ las más utilizadas.

Si bien, los portales de empleo, las empresas de selección y las páginas web de las compañías, son las alternativas más consultadas por los profesionales a la hora de acceder a una vacante. Las redes sociales ocupan el cuarto lugar de consulta porque brindan la posibilidad de mostrar el currículo, mantener los contactos, conocer las últimas novedades de los distintos sectores e investigar los perfiles de los potenciales empleadores.

Este año en España, un 77% ha enviado su currículo a una oferta publicada en una red social. En ese sentido, la mayoría de encuestados opina que LinkedIn, Facebook y Google+ son las más adecuadas para buscar empleo.

Proteger reputación

Como se trata de una oportunidad para conseguir empleo, las personas, sostiene Vázquez-Palacios, han comprendido la importancia de cuidar todo aquello que se publique en sus redes sociales, pues según el estudio mencionado el 86% de las empresas consulta los perfiles de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación.

Por tal motivo, las organizaciones han concluido de que no hay mejor candidato que el que ya es fan de su marca, sigue sus actualizaciones y encaja con la cultura de la empresa. En este sentido, seis de cada diez reclutadores usan las cuentas corporativas para captar talento.

Otras recomendaciones

Se sabe que aún existen muchas cosas por mejorar. El 31% de los reclutadores no está satisfecho con los perfiles de los candidatos que se encuentran en redes sociales, por la falta de profesionalismo. También reconocen que necesitan mucho tiempo para encontrar talento en las redes sociales, ya que la búsqueda no es sencilla y resulta muy complicado que los usuarios se inscriban en las ofertas de empleo que publican en estas herramientas.

Es necesario considerar que los seleccionadores descartan al instante a aquellos profesionales que, a través de sus redes sociales hacen apología de la violencia, a la discriminación o al consumo de drogas. Así mismo, rechazan a aquellos aspirantes que no muestran coherencia entre sus perfiles online y su currículo.

¿Usas tus redes sociales para buscar trabajo? Deja tus opiniones.

José Luis Francia