Los expertos en temas de reclutamiento señalan que es el seleccionador el más indicado para iniciar la conversación sobre el salario para no generar un momento incómodo.

Hablar del salario no incomoda

Uno de los temas más delicados dentro de un proceso de selección tiene que ver con el salario. Para despejar algunas dudas respecto de este tema, consultamos con dos expertos con el objetivo de orientar a los candidatos para que sean capaces de sortear esta etapa sin mostrar incomodidad. Según Mariluz Zea, gerente de Capital Humano Deloitte Perú, no es recomendable hablar de salario en la primera entrevista. No obstante, el seleccionador, quien conoce de antemano el rango salarial que maneja para la posición, debe estar seguro que el perfil del aspirante calza dentro de ese rango, para que ninguno de los dos pierda tiempo. En ese sentido, Filippe Apolo, director DNA Outplacement, deja en claro que el reclutador es quien debe preguntar en el proceso sobre las expectativas salariales del postulante.

PREGUNTA CLAVE

“Cuando el candidato llega a la fase de entrevista, es recomendable esperar a que el seleccionador haga la pregunta de cuáles son sus pretensiones económicas, que, por lo general, se hace al finalizar la entrevista”, sostiene Zea. Para Apolo, esta pregunta se debe hacer al inicio del proceso y determinar si las motivaciones del profesional son netamente financieras. Lo que si resulta mortal para un aspirante es elevar el monto que planteó al principio, un hecho que demuestra vacilación ante los reclutadores. Por eso es esencial tener claro cuáles son las expectativas y cuánto paga el mercado por dicha posición.

MONTO REFERENCIAL

Cuando se convoca a un postulante para una entrevista, este querrá saber cuál es el salario promedio que se está pagando. En ese caso, explica la ejecutiva de Deloitte Perú, existen algunas recomendaciones que se pueden seguir para tener una referencia del monto. Por ejemplo, para descifrar cuál es el valor del mercado, se deben revisar algunos portales especializados para comparar salarios, como Tusalario.org/Peru y comparatusueldo.com.

Hablar del tema salarial es difícil, pero cuando un seleccionador pregunta “¿cuánto quieres ganar?”, la respuesta debe ser flexible pero justa. Zea recomienda decir algo como: “mis pretensiones económicas son flexibles, pero depende del resto del paquete de compensaciones que ofrezcan”. Para este experto es aconsejable proponer rangos o preguntarle al seleccionador, una vez que se planteó un monto, si esa es la cantidad que el empleador tenía en mente. Apolo explica que la respuesta se debe alinear con factores como el rubro, tamaño de la compañía, puesto, presupuesto y objetivos personales. El valor de un puesto depende de varios criterios como experiencia, conocimiento y preparación del candidato.

NEGOCIAR UN SALARIO

Estas son cinco recomendaciones que te permitirán negociar un salario con éxito:

1.- No preguntes al inicio: Céntrate en otros aspectos de la empresa y, una vez la conversación esté más relajada, pregunta directamente cuál será tu sueldo.

2.- Nada de cifras exactas: No intentes recibir una cifra exacta porque parecerá que estás presionando a tu posible jefe.

3.- Refiere tu salario anterior: Los entrevistadores tienen constancia de la situación del mercado.

4.- Usa las palabras correctas: Procura no usar la palabra dinero, refiérete a las “condiciones económicas del puesto de trabajo”. Es un concepto que encaja en una entrevista.

5.- Aprovecha para negociar: Si la cifra no es interesante. Demuestra tus habilidades y capacidad para negociar. Fíjate en lo que puedes aportar a la empresa

José Luis Francia