Ciertamente, si las falsedades que esparcieron sobre ti fueron creídas en la empresa, puede tomar un poco de tiempo para que demuestres que eran sólo falsedades esparcidas por un mal jefe. Que lo hayan despedido, habla bien de ti y de la buena imagen que seguramente tienes para un sector de la empresa, por lo menos, entre aquellos que toman las decisiones. Aprovecha a estos últimos a tu favor, para dejar claramente sentada tu posición dentro de la empresa, tanto con la gerencia como con el personal clave de la misma.