Puede que para muchos tenga poca importancia, pero trabajar en una organización que promueva el buen clima laboral es gratificante, ya que se potencia la productividad de los colaboradores, generando un ambiente propicio para la innovación, lo que podría beneficiar a la empresa.    

 

Las personas que buscan trabajo sueñan con llegar a empresas que les permitan desarrollar sus labores en un ambiente agradable.

Cada vez es mayor el número de empresas peruanas que se interesan por la gestión de su clima laboral y se preocupan por la satisfacción de sus colaboradores, lo que refleja un escenario alentador.

Sin embargo, la mayoría de empresas solo miden el clima laboral y dejan de lado la implementación de acciones para llevar a cabo una óptima gestión en el ambiente de trabajo.

En ese sentido, los especialistas en temas de empleabilidad recomiendan, como primer paso, realizar un diagnóstico que incluya un análisis cuantitativo (encuestas), y en paralelo realizar un análisis cualitativo, como focus group y entrevistas que permitan identificar aquello que sienten los trabajadores, en relación a su organización y cómo se podría mejorar.

Así mismo, Alejandra Osorio, gerente de Adecco, señala que las organizaciones deberían tener en cuenta las siguientes variables para gestionar un buen clima organizacional:

1.- Comunicación organizacional: Es importante recoger información sobre la manera en la que los canales de comunicación son aprovechados. En este proceso se deben incluir la comunicación interna y la externa.

2.- Relaciones interpersonales: se refiere a la manera de interactuar y el apoyo que existe entre el personal de la empresa para lograr sus objetivos. Es uno de los esfuerzos sociales más importantes del entorno más inmediato.

3.- Organización del trabajo: Se deben conocer las funciones, responsabilidades y tareas que realizan los colaboradores  en su puesto y cada una de las áreas, así como la forma en que la empresa distribuye las cargas laborales.

4.- Liderazgo: Resulta necesario conocer las impresiones de cómo los mandos de la organización estimulan a su equipo para el logro de objetivos.

5.- Condiciones de trabajo: Tiene que ver con las instalaciones, el mobiliario y los equipos que la empresa pone a disposición del colaborador para que cumpla sus funciones.

6.- Políticas de gestión de personas: Busca conocer la percepción sobre los procesos típicos de gestión de personas como capacitación, compensación, desempeño, entro otros aspectos.

Osorio afirma que es muy importante la implementación de un plan de acción que trate de solucionar todos o la mayoría de los problemas que se ubicaron en la investigación y no almacenar los resultados, sin tomarlos en consideración.

“Si hemos pedido a nuestros colaboradores su tiempo y confianza para que nos den su opinión, lo mínimo que pueden esperar es que esta sea tomada en cuenta. Por lo tanto, es fundamental, primero comunicar los resultados obtenidos, siendo capaces de reconocer los errores y luego definir, ejecutar y comunicar acciones orientadas a la mejora”, concluye la vocera de Adecco.

¿Desarrollas tus labores en una organización con un buen clima laboral? Deja tus opiniones.

José Luis Francia