Otros

Contrato de trabajo en Perú – I: conoce su definición y objetivos

Contrato de trabajo en Perú – I: conoce su definición y objetivos 2 noviembre, 20151 Comentario

Contrato de trabajo en Perú - I
Existen innumerables preguntas acerca del contrato de trabajo y sus cuestiones legales en el Perú. En este post, resolvemos algunas de ellas.
Para ello, contamos con la colaboración especializada de Collins Salvador Bejarano, abogado principal de la Corporación Peruana de Abogados.
Intentamos ser lo más didácticos posible, así que dividimos este primer post en tres partes. ¡Aquí lo tienes!

¿Qué es un contrato de trabajo?

El contrato de trabajo es el acuerdo entre dos partes (empresa y trabajador), que las vincula legalmente, y que tiene como fin brindar seguridad y protección jurídica a cada una, pues establece los términos y condiciones de la relación laboral, así como los derechos y obligaciones de ambas.

¿Para qué sirve el contrato de trabajo?

El contrato le permite al trabajador proteger su estabilidad laboral durante la vigencia del mismo y dejar en claro sus obligaciones y condiciones del empleo, sobre todo, sus derechos como la remuneración y otros beneficios.
En tanto, a la empresa le permite tener la seguridad de que cuenta con la disponibilidad de las habilidades, conocimiento o fuerza laboral del trabajador durante el horario y plazo del contrato, y que ha definido de manera precisa sus obligaciones y derechos. Además, le sirve para protegerse de ciertos riesgos, como por ejemplo, la divulgación de cierta información confidencial del trabajo.
La ventaja de un contrato de trabajo es la seguridad laboral durante su vigencia. Los empleados que cuentan con contrato no tienen la preocupación de que su empleador terminará la relación de trabajo de manera arbitraria y sin ninguna causa, lo que hace que sea difícil -para la empresa- dejarlo sin efecto.
Esto garantiza que los empleados tengan estabilidad, aunque esta se mantendrá siempre y cuando no se incumpla con lo estipulado en el contrato o no se cometa alguna falta grave que justifique el despido.

¿Qué puntos debe establecer un contrato de trabajo?

Los principales aspectos que debe establecer y/o regular un contrato de trabajo son los siguientes:
Categoría: Debe indicarse expresamente las funciones que corresponden al puesto de trabajo.
Horario: Aquí se señala la jornada laboral indicando con precisión y claridad los días y horas de trabajo.
Período de prueba: Antes de contratar de manera definitiva a un trabajador, la empresa establece un tiempo de prueba a fin de comprobar que este cuenta con las cualidades para el puesto.
Salario: El contrato debe señalar de manera precisa el monto de la remuneración o del mecanismo establecido para calcularlo.
Plazo: Es necesario precisar si el contrato es a plazo fijo o, por el contrario, es un contrato a plazo indeterminado.
Vacaciones: Debe señalarse con antelación el tiempo en que se hará uso de las vacaciones o de la forma que tiene la empresa para establecerla.
Sanciones: Un contrato de trabajo debe señalar en forma clara las faltas o infracciones que pueden dar lugar a su finalización, lo que asegura que el trabajador sepa de antemano qué conductas están prohibidas a fin de que evite cometerlas.
Derechos y deberes: Las obligaciones y derechos, tanto de la empresa como del trabajador, deben estar claros y expresamente establecidos en el contrato.
Solución de conflictos: Se puede pactar que la solución a los problemas presentados entre empresa y trabajador se resuelvan a través de una conciliación, un arbitraje o, de ser el caso, ante el Poder Judicial a efecto de ahorrar tiempo y dinero.
Además de los principales puntos que debe tener un contrato de trabajo, se considera importante que las partes puedan establecer una serie de pactos particulares de acuerdo a las características y necesidades del puesto de empleo.
Entre los principales pactos se tiene lo siguiente:
Pacto de productividad: Se fija el rendimiento mínimo que la empresa espera por el trabajador así como la retribución por los objetivos conseguidos.
Pacto de confidencialidad: La empresa puede incluir en el contrato una cláusula que prohíba a los trabajadores la divulgación de información secreta para la empresa a terceras personas.
Pacto de no competencia: A través de este pacto se puede impedir que un trabajador pueda laborar para la competencia, a cambio de una compensación económica.
Pacto de exclusividad: El trabajador se obliga a prestar sus servicios de forma exclusiva para una solo empresa.
Pacto de permanencia: Así la empresa asegura la permanencia de un trabajador durante un tiempo definido, a cambio, por ejemplo, de una formación o capacitación profesional.
Finalmente, se debe señalar que redactar un buen contrato de trabajo demanda el análisis del puesto de trabajo en concreto y de las necesidades y requerimientos tanto del empleador como del trabajador.
Mientras más puntos se especifiquen en el contrato, más protección legal se obtendrá.

Si tienes dudas sobre el contrato de trabajo, déjanos tus preguntas en la parte de los comentarios.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *