Busco Trabajo

Entrevistas de trabajo: ¿Debo sonreír para caerle bien al reclutador?

Entrevistas de trabajo: ¿Debo sonreír para caerle bien al reclutador? 26 junio, 2018Deja un comentario

Según los expertos, sonreír permanentemente en una entrevista de trabajo hace que el candidato parezca inseguro, nervioso y hasta inmaduro.   


Un estudio de la Universidad de Oxford señala que la sonrisa amplia puede ser percibida como un rasgo de escasa competencia laboral.
En ese sentido, ¿qué tan adecuado es sonreír en una entrevista y en qué momento es ideal hacerlo? Para Silvana Cárdenas, Country Manager de RightManagment, el candidato no debe sonreír todo el tiempo.
Durante una entrevista de trabajo, hay dos momentos especiales en los que se permite la sonrisa:
1) al momento del saludo inicial
2) al momento de despedirse.
“Una sonrisa franca genera empatía y autocontrol, además de distender alguna situación tensa”, señala Cárdenas.
Un candidato que se la pasa sonriendo durante la entrevista podría proyectar inseguridad, nerviosismo y hasta inmadurez.
Por su parte, Alejandra D’Agostino, socia de Consultoría en Capital Humano de Deloitte, asegura que si la sonrisa corresponde a una emoción auténtica,esta se puede dar durante una entrevista, pero no a cada momento.

Administrar sonrisas

Según la especialista deRightManagment, hay que saber administrar correctamente la sonrisa durante la entrevista de trabajo, ya que puede ser uno de los factores que mejore las posibilidades de una candidatura.
Cuando el entrevistador sonría, se podrá corresponder con otra sonrisa, pero si se tocan asuntos corporativos serios o de un tema delicado, la faz del postulante deberá permanecer seria y adaptada al tono del diálogo.
SegúnD’Agostino, existen cuatro momentos clave para sonreír y son:

  • Durante el saludo
  • Cuando se habla de situaciones que motivan al candidato
  • Cuando se despide
  • Cuando se da las gracias por la reunión

La experta de Deloitte explica además que si no se sonríe en una entrevista de trabajo, no necesariamente le irá mejor al aspirante, no hay correlación entre sonreír y ser un buen o mal candidato.
Sin embargo, Cárdenas afirma que es necesario considerar que la ausencia de sonrisa también es negativa para los candidatos, pues se pierde empatía, proyecta una imagen rígida, no genera confianza ni credibilidad, ni facilita las relaciones con los demás.
Pero,tampoco, se debe forzar la sonrisa, pues puede producir el efecto contrario. Finalmente, cuando sonreímos de verdad lo hacemos tanto con los ojos como con la boca.

¿Sueles sonreír en las entrevista de trabajo o prefieres no hacerlo? Deja tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *