Los profesionales sobrecalificados que están buscando trabajo, deben saber que es muy difícil acceder a posiciones que exigen menos capacitación. Los reclutadores suelen rechazar a estos candidatos, por eso, es necesario tomar en cuenta algunos consejos para tener mejores opciones de ser elegidos.

La formación académica es uno de los requerimientos básicos para aumentar las posibilidades de conseguir empleo, pero en un mercado laboral inestable la capacitación podría ser perjudicial.

En ese sentido, el profesional sobrecalificación representa un desajuste entre las competencias del candidato y las que se solicitan para el puesto, situación que causa rechazos.

Por ejemplo, si un postulante es graduado en economía y se presenta para cubrir una vacante de camarero, su falta de experiencia en el mundo de la atención al cliente será una desventaja con respecto a una persona con experiencia en ese sector.

Normalmente los candidatos que se presentan a puestos de menor jerarquía son profesionales desesperados por conseguir empleo, y este es un factor que toman mucho en cuenta los encargados de RR. HH. pues saben que si se presenta una mejor oportunidad dejarán la posición por un trabajo que sea de su agrado y que pague más.

Otra razón para no contratar a una persona sobrecalificada es el riesgo de que sus futuros compañeros se muestren reticentes a colaborar con personas más formadas.

La empresa también puede contar con la posibilidad de que el potencial empleado pida un aumento de sueldo o una mejora de las condiciones laborales en base a su formación académica.

Por lo tanto, es necesario prestar atención a algunos consejos para lograr ser el candidato sobrecalificado sea elegido:

1.- No mentir en el Currículum Vitae

Muchos de los profesionales que están desesperados por encontrar trabajo dejan de colocar algunos grados académicos alcanzados. Por eso, es necesario adaptar el CV al puesto de trabajo ofrecido, enfatizando la experiencia y capacidades que puedan estar ligadas con la oferta de trabajo.

2.- Establecer motivaciones

En este aspecto, es recomendable que el candidato analice las razones que tiene para aceptar un trabajo que demanda un nivel académico o exigencias menores a las que se poseen, para evitar sentirse frustrado.

3.- Manifestar un compromiso de permanencia

Es común que los empleadores teman que el trabajador sobrecalificado se marche de la empresa en cuanto consigan un trabajo mejor. Por eso, es importante que en el proceso de selección se proponga una permanencia específica, fomentando la confianza entre ambas partes.

4.- No hablar de dinero

Si bien es un tema importante, el candidato debe saber que en este caso la motivación más importante no es el dinero, pues esto podría generar desconfianza en el reclutador, ya que si llega una mejor propuesta económica el colaborador los abandonará sin dudarlo.

En caso de haber sido rechazado por estar sobrecalificado, la mejor opción es adaptar el perfil profesional y enfatizar el valor diferencial que se ofrece a la empresa. Así mismo, es importante destacar los rasgos que convierten al postulante en la persona ideal para el puesto.

¿Alguna vez te rechazaron por estar sobrecalificado? Deja tus comentarios.

José Luis Francia