De acuerdo al World Economic Forum, una de las tendencias en la gestión del talento humano está enfocada a la inversión en capacitación constante de los colaboradores, la que será crucial para el crecimiento de las empresas.
Tres nuevas tendencias en la gestión del talento humano

Según el informe Future Jobs 2018, realizado por el World Economic Forum(WEF), 133 millones de nuevos roles laborales surgirán por el cambio en la división del trabajo entre humanos, máquinas y algoritmos.
Así mismo, otros 75 millones de puestos laborales actuales serán desplazados. Además, según esta investigación, son cuatro las tecnologías que impulsarán el cambio en el trabajo: la inteligencia artificial, el internet móvil de alta velocidad, la adopción masiva de Big Data Analytics y las tecnologías en la nube.

Impacto tecnológico

En el marco del I Workshop de Innovación en gestión del talento humano, organizado por la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), la directora de Educación Ejecutiva y especialista en innovación y tecnología empresarial, Claudia Muñoz realizó un panorama del impacto de las nuevas tecnologías en el trabajo y presentó las tendencias del futuro en la gestión del talento humano, a nivel global y latinoamericano.
“Se estima que el 11% de los roles actuales desaparecerán, pero ese porcentaje será compensado por la aparición de nuevas profesiones, que representarán más del 25% de los oficios existentes”, asegura Muñoz.
 En ese sentido, la representante de UTEC asegura que son tres las tendencias claves del futuro de la gestión del talento humano:
1.- Sistemas de atracción y capacitación constante.
El uso de nuevas tecnologías ha generado la inversión en sistemas de capacitación para potenciar el liderazgo y la influencia social; inteligencia emocional; pensamiento analítico e innovación; diseño y programación de tecnología; resolución de problemas complejos; entre otras.
Según el WEF, el 54% de la fuerza laboral requerirá ser re-entrenada. El 76% de las organizaciones estarían dispuestas a realizar este esfuerzo y otro 60% espera que sus colaboradores adquieran nuevas habilidades.
En Latinoamérica, el 85% de las empresas podrían contratar a nuevo personal para hacer frente a los cambios tecnológicos, y más del 60% evaluaría contratar personal temporal o tercerizar ciertas funciones.
2.- Enfoque inclusivo, duradero, creativo y proactivo.
La forma de trabajar en las organizaciones está cambiando. Cada vez son más necesarios el desarrollo de equipos multidisciplinarios, autogestionados, sin jefaturas formales que trabajen en espacios virtuales, en torno a proyectos u objetivos comunes.
La evaluación de habilidades de los empleados deberá ir más allá de los roles de trabajo que desempeñan en el presente.
3.- Desarrollo de actividades humanas como complemento de las nuevas tecnologías.
El WEF proyecta que para el 2025 la irrupción de los robots excederá el 50% de la fuerza laboral, por lo tanto, los colaboradores serán liberados de la necesidad de realizar las tareas rutinarias y repetitivas, para desarrollar la capacidad de usar sus talentos distintivamente humanos.
En Latinoamérica, el 83% de las compañías evalúan cómo automatizar algunos roles, para eso los líderes deberán formular una estrategia integral de la fuerza laboral, capaz de enfrentar los desafíos de esta nueva era de cambio e innovación.
Finalmente, Muñoz señala que para el 2022, los colaboradores requerirán 101 días de capacitación para poder hacer frente a las brechas en habilidades.