Expertos en finanzas señalan que la gratificación de diciembre debe ser utilizada para pagar deudas o para ahorrar, no para gastarla en compras innecesarias.
¿Cómo utilizar la gratificación de diciembre?

Como ya todos saben este 15 de diciembre se venció el plazo para recibir el pago de la segunda gratificación del año, la misma que puede ser muy útil para mejorar el estado de las finanzas personales.
La “grati” es equivalente a uno o medio sueldo, en función del régimen laboral en el cual se encuentre el colaborador.
Así mismo, es libre de descuentos e incluye una bonificación de entre 6.5% y 9%, esto dependerá de la situación del trabajador, es decir, si cuenta con EPS o si está afiliados a Essalud.

Cómo utilizar la “grati”

Fernando Ruiz, CFO de Kambista, la primera casa de cambio digital peruana, recomienda distintos usos que se le puede dar a la gratificación.
“Es probable que el mejor uso que le podemos dar a nuestra “grati” es pagar o prepagar deudas. Las deudas, a través de las cuotas que tenemos que pagar mensualmente, comprometen fuertemente nuestros ingresos futuros amarrándolos a deberes de pago”, explica Ruiz.
En ese sentido, amortizar las deudas nos ayudará a tener un poco más de tranquilidad en el futuro y más dinero disponible mes a mes.
Si se prepaga la deuda con el dinero extra que se recibe en diciembre, ese pago irá directamente contra el saldo de la deuda, no contra los intereses.
Esto hace que el saldo restante por pagar baje y por lo tanto, bajen los intereses de nuestras cuotas futuras, lo cual lleva a que mes a mes paguemos menos intereses y más parte del préstamo.

Ahorrar

Por otro lado, una buena alternativa es ahorrar, por ejemplo, mediante un depósito a plazo. La principal diferencia entre un depósito a plazo y una cuenta bancaria de corriente o de ahorros es que en el primero no se puede retirar el dinero previo al vencimiento del plazo del mismo, sin afrontar una penalidad
En cuentas bancarias comunes el dinero está a nuestra libre disposición. Esto se ve compensado por un interés significativamente mayor al que percibiríamos en una cuenta bancaria promedio.
En consecuencia, se podrá empezar a construir un ahorro que permitirá afrontar contingencias o necesidades inesperadas en el futuro.

¿Qué hiciste con la gratificación de diciembre? Deja tus comentarios.